Los diez mandamientos del librepensador.

No amarás ni odiarás a los pueblos.
No te dedicarás a la política.

No serás rico ni mendigo.
Evitarás a los célebres e influyentes.

Tomarás mujer de un pueblo distinto al tuyo.

Harás que tus hijos sean educados por tus amigos.
No te someterás a ninguna ceremonia de la Iglesia.

No te arrepentirás de un delito, sino que en compensación harás una buena obra más.

Preferirás el exilio para poder decir la verdad.

Dejarás que el mundo actúe contra ti y tú contra el mundo.

Friedrich Nietzsche. Fragmentos póstumos (1876-1878)
Humano demasiado Humano. Akal Ediciones.
Después de leer textos como éste me pregunto: ¿ por qué se siguen diciendo tantas tonterías acerca de las filiaciones políticas de Nietzsche?. Una y otra vez la misma cantinela en cada conferencia, en cada congreso, casi en cada clase y en cada conversación en la que se trata del genial autor de Así habló Zaratustra. No se me ocurren otras razones que la pereza mental, la necesidad de etiquetas facilonas, y una pizca de maldad resentida que nos impulsa a maldecir del otro. También está, claro, el virtuosismo del solitario de Sils-Maria para tocar las sensibles redes de la tarántula
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: