Bullshit -caca de la vaca.

No se equivoquen, la imagen que están viendo es una papelera; es, de hecho, un nuevo modelo que recomendaríamos utilizar a partir de este nuevo curso político y escolar. El nuevo diseño se encamina a simplificar el proceso de reciclaje de ciertos productos, un modelo tan fácilmente reconocible como la gran campana de color verde que identifica a los contenedores de vidrio.

He encontrado un artículo revelador, Introducción al estudio de la mierda de toro por Pseudópodo (recomiendo encarecidamente su lectura y su difusión) Es además extraordinariamente útil y coherente con esa indicación de los últimos días por la que parece se nos prescribe la educación del ciudadano en la lengua de Thoreau, Stuart Mill ,Locke, Hobbes, Hume y tantos otros insignes teóricos del pensamiento político. El análisis de este concepto (Bullshit o caca de la vaca) tan difundido, es una contribución esencial a ese puente lingüístico y conceptual que se quiere establecer con el mundo anglosajón..

Concisamente. Se denomina BS (CdV ) a todos esos discursos políticos repletos de promesas, aseveraciones, (se incluyen gráficas y estadísticas con colorines) declaraciones… que el político no tiene ninguna intención de cumplir –tampoco de no hacerlo- cuyo único objetivo es ornamentar su discurso y apelar al acuerdo emotivo del oyente, del que se espera que reaccione con movimientos de cabeza similares a los de aquellos perritos que decoraban –rellenaban- la repisa del cristal trasero del SEAT 600, discursos que a lo sumo provocan bostezos o alguna sonrisa, pero que nadie en su sano juicio se molesta en discutir, criticar o exigir.

Pero el BS-CdV -Pseudópodo en su magnifico post nos recuerda la posibilidad culta stercore tauri que nos permite un nuevo puente, ahora con la cultura clásica- no se limita al discurso político sino que poliniza cada rinconcito de nuestra sociedad, y cómo no, también la escuela, es en este ámbito en el que nosotros queremos saber dónde colocar nuestras nuevas papeleras, en este blog hemos sido críticos con lo que hemos creído que eran auténticos dogmas del discurso de la pedagogía oficial (serie Dogmas de la pedagogía oficial 2007-08 ) y con el abuso de términos como democracia, democrático, diversidad, educación en valores, igualdad, inclusión, exclusión, implicación, segregación, que (en su uso abusivo) han funcionado como auténtico BS. Para Nietzsche el órgano filosófico por excelencia era la nariz, con este post queremos invitar a reflexionar sobre este problema, a detectar esta podredumbre donde la haya, pero sobre todo a preguntarnos que cantidad de BS estamos dispuestos a tolerar.

Como en tantas ocasiones Jonathan Swift tiene algo que algo que aportar; en la Academia de Lagado –Los viajes de Gulliver– uno de sus proyectistas investigaba la posibilidad de invertir el proceso de alimentación para convertir las heces en los alimentos originarios, una suerte de perpetuum mobile que resolvería el problema del hambre. Y de una manera menos brutal que la contenida en Una modesta proposición). Nuestra propuesta no es tan ácida, esperamos que tampoco tan quimérica.

Como sabemos de las escasez consustancial a nuestro ministerio ,y más en los tiempos de crisis y estrechez que se avecinan, proponemos el modelo 1 como la elección justa. El modelo 2 está originalmente pensado para próximos debates de candidatos a la presidencia, pero no albergamos dudas de que resultará útil y se le encontrará acomodo en eventos mucho más modestos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: