Belén

Dadas las entrañables fechas en las que nos encontramos, he decidido poner el clásico belén en mi casa. Pero para hacer un Belén en condiciones, he decidido documentarme un poco. Para ello nada como la Wikipedia, cuya entrada “Belén” contiene la siguiente fotografía:


Me he tomado la molestia de imprimirla y llevármela a la tienda de adornos navideños. Al preguntarle a la dependienta -una china muy simpática, por cierto- si tenía algo así para montar mi Belén me ha dicho que no, y que eso no era ningún Belén. Muy amable ella, me ha mostrado una serie de figuritas de lo más cuco. Bueno -le digo-, yo tampoco quiero hacer algo muy complejo, deme lo esencial. ¿Lo esencial? Pues sin un portal de Belén no hay nada que hacer, de modo que me enseña un bonito establo de cartón piedra. ¿Y dice usted que Jesús nació en uno de estos? -le pregunto- ¡Pues cómo ha cambiado la cosa! Mire, mire:


¿Que qué es eso? Pues los alrededores del mismísimo portal de Belén, aunque no lo crea. Lo que es el establo ya lo han quitado, pero a cambio han puesto una Iglesia que se llama, cómo no, ‘Iglesia de la natividad’. Pastorcillos, lo que se dice pastorcillos ya no hay, pero están estos señores de verde con metralletas. De esos no me quedan -me dice la china, que insiste en venderme los pastorcillos. Pues mire a ver si tiene a los tres reyes magos. Ah, eso sí -me dice muy contenta, y me enseña unos monigotes montados en camello. Pero, ¿esos son los tres reyes magos? Yo creí que eran estos:


Camellos no tienen, pero para el desierto nada como un tanque; además, últimamente se ven por esos lares muchos más tanques que camellos. La china me ha dicho que no sabe de dónde saco estas cosas y que no tengo ni idea de cómo se monta un belén. Yo le he dicho que puede ser, que como he sacado todas estas fotos de internet, ¡pues vaya usted a saber, con la de tonterías que se cuelgan por ahí! Lo que sí que tendrá seguro es una estrella de esas que seguían los reyes magos. ¡Eso sí que sí! -me responde. Pero de nuevo decepción; resulta que lo que me enseña no se parecía en nada a la auténtica estrella de navidad, que yo he visto en una foto y que os muestro a continuación:

Eso no es la estrella, es una explosión -me informa con paciencia mi amiga dependienta. Vaya, no doy ni una -le contesto. En fin -le digo de nuevo, aunque ya sin esperanza- mire a ver si le queda alguno de estos muñecos, que me han dicho que son imprescindibles para montar el Belén:

Al ver esto, la pobre dependienta ya no sabía si reír o llorar. De todos modos parece que le he caído en gracia porque en vez de las figuritas de arriba, me ha regalado un borrico y una mula. La próxima vez que quiera documentarme sobre cómo montar un Belén, mejor le pregunto a mi abuela.

Belén actual
Conflicto Israel-Palestina
Iglesia de la natividad con “pastorcillos”
Los tres reyes magos con tanques
La “estrella”.
Los borricos y las mulas (Pinchar en la imagen de cada uno)

Anuncios

One Response to Belén

  1. CArlos Ortega says:

    No he necesitado leer todo para darme cuenta de que necesitas que alguien te descifre un poco el misterio de la Navidad.
    Tu lo que enseñas es la realidad de hoy, pero esto no tiene nada que ver con la Navidad.
    La navidad te invita a que dejes las armas, y busques la Paz.
    estos soldados que tu pintas muy acertadamente, están viviendo fuera de belen aunque geograficamente asi sea que no.
    Me Explico:
    Mañana, o el dia de mañana, cuando estos soldados despierten de las ordenes que los indujeron a muchos de ellos a matar y a otros a morir, los que quedaron vivos, necesitaran de alguna manera seguir la vida al margen ya gracias a Dios de combates y de tragedias y de sus secuelas.
    para estas secuelas, los esperan los siquiatricos, lo cual no es muy recomendablae para nadie, y algún hospital que tampoco se recomienda como mal menor.
    Sin embargo, muchos de ellos, si tienen la suerte de haber nacido bajo la educación católica, fácilmente que ante tanta locura, dispongan entrar en oración y y pedir perdon por los males causados y perdonar por lo recibidos.
    Una vez hecho esto, comienza una nueva etapa en la vida así acabe su tiempo en la guerra.
    A medida de que se van alejando los tiros de estos oidos aterrados, se comienza a escuchar la palabra de Jesus, que nos invita a entrar en una nueva vida.
    ¿Desearian estos jovenes utilizados como mercenarios para la guerra, olvidar las contiendas y sus masacres y recomenzar una nueva vida? yo creo que si y ahí, en donde ya no quepa ninguna guerra sino la mismisima Paz de Espíritu y su transmision al resto del mundo asi como yo estoy haciendo en estos momentos, que en lugar de dar un tiro, que jamas necesité, excepto en mi servicio militar, ya te digo que en vez de eso, estoy escribiendo un artículo de invitación a la Navidad y a comprenderla y vivirla para hacerla extensa a la siguiente generación y a la generación perdida que nos rodea para que sepa que aqui no se acaba todo. Aqui en estas fotos que tu publicas, dolida por una causa justa, si queremos,puede comenzar a querer entender el misterio dela Navidad. Creo que más o menos, se entiende lo que trato de decir.
    La vida sigue, y se crearan más guerras, desafortunadamente, siempre fue así, pero
    llegarán naceran nuevos soldados que muchos de ellos ignoran este Misterio y volvera a acabarse la guerra y volvera a nacer otra, pero el Misterio de la navidad,
    seguirá más vivo que nunca porque Jesus, vino al mundo para que terminaramos todos en un lazo de amor y es de esta manera, que se acabaría todas las guerras, pero mientras el egoismo humanos y su avaricia persistan, las guerras seguirán yéndose y viniendo por desgracia, por eso es tan necesario y hoy más que nunca, que no matemos la Navidad y que extendamos su maravilloso Misterio por todo el mundo para que envueltos dentro de su Paz, no deseemos nunca la Guerra e invitemos a los creadores de guerras, a descubrir la navidad.
    Mucha Paz y amor en esta Navidad.
    Carlos Ortega
    estos soldados, todos sabemos que a su regreso a sus orígenes, están tan dolidos de lo pasado que muchos de ellos, se suben a las azoteas y disparan indiscriminadamente contra cualquier peatón, culpando a ellos mismos como responsables sociales de infierno donde se los mandó, sin embargo, en lugar de esto,
    les vendrá muy bien y hasta que acaben sus vidas, crear una familia cristiana y desde el nuevo amor y con la ayuda de Jesús, sabrán calentarse al lado de una belén y de su nacimiento, olvidando la maldita guerra, como así ha venido sucediendo a lo largo de la historia y a lo ancho de la humanidad.
    Te animo pues, a que dejes de lado esas imágenes como lo único que veas real y veas que tambien los nacimientos y los belenes son reales y que así como sientes con dolor las fotos que me muestras, descubras con alegría el nacimiento y el belén que yo te presento.
    Un abrazo y Paz en esta próxima navidad.
    Carlos Ortega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: