Intempestivas

En esas horas miserables

en que nos hacen compañía

hasta las manchas de nuestro traje,

hablábamos de la vida.

Jaime Gil de Biedma
Anuncios

One Response to Intempestivas

  1. crln says:

    Si es que la soledad da para mucho…y el silencio también. Siempre pienso mejor cuando estoy en mi cama y lo único que se oye es el tic tac del reloj de la cocina y el frigorífico. Como me ponen de los nervios tanto el uno como el otro, la vocecilla de mi cabeza em`pieza a hablar, para acallar los sonidos. Y es ahí cuando comienzo a filosofar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: