Pedagogía del desdén

Todos hemos sido educados en la pedagogía del desdén. La admiración nos parecía una debilidad. Cuando nos sorprendíamos respetando alguna cosa nos tomaba la sospecha de haber sido sobornados.

Tal situación moral es evidentemente un estado enfermizo que urge dominar. Porque la verdad se encuentra en el lado opuesto. Admiración y respeto son síntomas de robustez personal, son además condiciones de ella.

José Ortega y Gasset

De la admiración

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: