¿Qué pasaría si un asteroide colisionase contra la tierra?

Antes de las cenizas; el fuego:

Si el video os ha puesto los pelos de punta, no pinchéis AQUÍ.

Y si no creéis que pueda pasar, y queréis continuar creyéndolo, no pinchéis AQUÍ.

Movimiento

El vídeo está acelerado. La mayoría de los movimientos de estas plantas exóticas serían invisibles para nosotros porque ocurren demasiado despacio para que los detectemos. ¿Cuántos movimientos más se nos escapan por ser demasiado lentos? Si fuéramos capaces de acelerar ilimitadamente nuestra percepción como si fuera un vídeo, tal vez diríamos con Heráclito que todo fluye y nada permanece.

¿Nada permanece?

La naturaleza gusta de ocultarse


Aunque parezca mentira, lo que se ve en el video es completamente real. La naturaleza no nos ahorrará sorpresas. Pinchad en la imagen.

En este link (hay que pinchar en las palabras “este link”) encontraréis una explicación de cómo consigue el pulpo hacer lo que hace. El autor habla del tema en relación con una novedosa tecnología que se está desarrollando, la “tinta electrónica”, que se supone que en el futuro sustituirá a los libros. En fin, de momento disfrutemos del pulpo.

Las matemáticas y el universo


Se trata de una foto realizada por el Hubble de la llamada “Nebulosa del ojo de gato”.
Para ver más fotos como ésta pincha en la imagen.

Los llamados pitagóricos cultivaron las matemáticas y fueron los primeros en hacerlas avanzar; y entrenados en ellas, creyeron que los principios de ellas eran principios de todas las cosas existentes. Ahora bien, puesto que los números son, por naturaleza, los primeros de ellas, y en los números les parecía contemplar muchas semejanzas con las cosas que existen y con las que se generan, más que en el fuego, en la tierra y en el agua […], y tras ver en los números las propiedades y relaciones de la escala musical; y, en fin, puesto que las demás cosas, en toda su naturaleza, parecían asemejarse a los números y que los números parecían ser los primeros de toda la naturaleza, supusieron que los elementos de los números eran los elementos de todas las cosas existentes, y que todo el cielo era armonía y número. (ARISTÓTELES, Met. I, 5, 985-986a)

A %d blogueros les gusta esto: