Las optativas esas.

Al parecer ya circula por ahí un borrador en el que se expone la situación en la que se pretende que queden las optativas relacionadas con la filosofía. Al margen de que consideramos ineludible la exigencia de la tercera hora, que debe ser reclamada siempre porque es lo único que garantiza una formación filosófica de calidad en el bachillerato, la cuestión de las optativas no es, sin embargo, baladí porque creo percibir en las reformas que se anuncian una clara antipatía por la filosofía, en primer lugar, una concepción positivista, reduccionista y ramplona de la ciencia, y una sobrevaloración de la psicopedagogía, que sustituiría a la Psicología por razones que no acierto a comprender del todo y que de existir, poco o nada tendrán que ver con la mejora de la calidad de la educación.
Ahí van las reflexiones que nos proponen desde la Sociedad de Filosofía de la Provincia de Alicante y que sintetizan su posición. Están colgadas en su blog, pero no me abstengo del corta-y-pega:

1. Resulta nefasto que la asignatura de Psicología se convierta en Psicopedagogía. Si bien se puede defender que la asignatura de Psicología es manifiestamente mejorable, no creemos que su conversión en Psicopedagogía contribuya, en absoluto, a su mejoría.

2. Juzgamos como igualmente negativa la desaparición de asignaturas como Antropología o Filosofía de la Ciencia. Se trata, en ambos casos, de importantes ramas del saber que, allí donde se imparten, resultan de gran utilidad para el alumnado.

3. Reivindicamos la adscripción (o co-adscripción) de la nueva asignatura de Métodos Científicos. Si bien ésta queda adscrita, en el borrador, a los departamentos de Matemáticas, Física y Química y Biología y Geología, queremos indicar que son los Departamentos de Filosofía quienes más experiencia poseen en la enseñanza de la metodología científica. Resulta, además, llamativo que se introduzca esta nueva materia a la vez que se elimina la posibilidad de impartir Filosofía de la Ciencia, gran parte de cuyo currículo se dedica al análisis de la metodología científica.

4. Creemos que existen muy diversas y mejores opciones de ampliar los conocimientos filosóficos de los alumnos que así lo escojan que mediante la nueva asignatura “Ampliación de Filosofía: la filosofía española del siglo XX y de la actualidad”. Dada la pérdida horaria que ha sufrido la Filosofía en 1º de Bachillerato, apostaríamos por intentar la ampliación de los conocimientos que allí se adquirían. Así, parecen más adecuadas asignaturas del tipo: “Grandes Cuestiones de la Filosofía”.

5. Denunciamos que, con el presente borrador, la optatividad vinculada a la Filosofía queda proscrita para los alumnos de la modalidad de Ciencias y Tecnología. La reflexión filosófica no debe verse exclusivamente ligada a la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales; es más, como hemos indicado, gran parte de su labor consiste en la reflexión sobre el ámbito científico o cuestiones de difícil catalogación por su carácter esencialmente interdisciplinar.

Hasta aquí el corta-y-pega.
De estas reflexiones, que como digo he copia-pegado del blog de la sfpa, quisiera destacar el hecho de que se prive a los alumnos de ciencias de las optativas de filosofía, cuando no es nada raro encontrar a alumnos de ciencias interesados en la filosofía y no porque sean extravagantes excepciones, sino porque es uno y el mismo espíritu el que nos conduce a la ciencia y a la filosofía. Que se tome la filosofía como algo privativo de las humanidades no indica más que quienes han redactado el borrador no tienen ni idea, ni de lo que es la filosofía, ni de lo que es la ciencia. No hay Platón sin matemáticas, ni matemáticas sin Descartes. No hay Kant sin Newton, ni hay física sin metafísica. Eso lo ignoran los del borrador porque son unos analfabetos, pero pronto también lo ignorarán nuestros alumnos.
En segundo lugar, no creo que la asignatura de Psicología sea manifiestamente mejorable. A mi juicio está muy bien como está, y además con 4 horas a la semana se puede hacer de todo. De hecho yo la imparto y es mucho más jugosa que la malograda Filosofía y Ciudadanía. Lo que sí que es manifiesto es que al sustituirla por psicopedagogía, se empeora, al menos porque se sustituye el todo por una parte, de modo que dejará de interesar a la mayoría, y por cierto, de ser interesante.
En tercer lugar, “dada la pérdida horaria que ha sufrido la Filosofía en 1º de Bachillerato” no creo que se deba tratar de suplir esa pérdida con una optativa, sino recuperando la hora perdida. Conste que no le hago ascos a ninguna optativa propiamente filosófica (que en la práctica nunca se ofertará), lo único que me asquea es que no se dé opción a la auténtica asignatura de filosofía, que es la Filosofía de 1º de Bachiller ‘de toda la vida’ (incluso más que la de 2º, diría yo).
En fin… recuerden que le debemos un gallo a Asclepio:
– ¿Qué hacéis, sorprendentes amigos? Ciertamente por ese motivo despedía alas mujeres, para que no desentonaran. Porque he oído que hay que morir en un silencio ritual. Conque tened valor y mantened la calma.
Y nosotros al escucharlo nos avergonzamos y contuvimos el llanto. Él paseó, y cuando dijo que le pesaban las piernas, se tendió boca arriba, pues así se lo había aconsejado el individuo. Y al mismo tiempo el que le había dado el veneno lo examinaba, cogiéndole de rato en rato los pies y las piernas, y luego, apretándole con fuerza el pie, le preguntó si lo sentía, y él dijo que no. Y después de esto hizo lo mismo con sus pantorrillas, y ascendiendo de este modo nos dijo que se iba quedando frío y rígido. Mientras lo tanteaba nos dijo que, cuando eso le llegar al corazón, entonces se extinguiría.
Ya estaba casi fría la zona del vientre cuando descubriéndose, pues se había tapado, nos dijo, y fue lo último que habló:
-Critón, le debemos un gallo a Asclepio. Así que págaselo y no lo descuides.
– Así se hará -dijo Critón-. Mira si quieres algo más.
Pero a esta pregunta ya no respondió, sino que al poco rato tuvo un estremecimiento y el hombre lo descubrió y él tenía rígida la mirada. Al verlo, Critón le cerró la boca y los ojos.
Éste fue el fin, Equécrates, que tuvo nuestro amigo, el mejor hombre, podemos decir nosotros, de los que entonces conocimos, y, en modo muy destacado, el más inteligente y más justo.
Platón: Fedón, 117e-118c
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: